martes, 2 de diciembre de 2014

Distinguir primillas y vulgares I: las uñas

Primillas y vulgares se parecen, sobre todo las hembras, aunque es posible diferenciarlas en base a varios caracteres. Uno de los más usados es el color de las uñas y después de tener en mano varios cientos de primillas, debo decir que no es uno de los mejores, al menos no de la forma en que lo usa mucha gente. Es cierto que los vulgares tienen las uñas negras y que los primillas las tienen más pálidas, pero como podéis ver en las fotos que acompañan este post existe mucha variabilidad, lo cual puede llevar a confusión si como suele suceder, no podemos ver al individuo en cuestión con detenimiento y estamos limitados por la óptica o las condiciones lumínicas.






Por ese motivo, mi consejo es que utilicéis este criterio de la siguiente forma: si tiene uñas blancas es un primilla, pero si no lo son, eso no quiere decir que lo que estemos viendo sea un vulgar. Entonces habrá que atenerse a otros caracteres