jueves, 14 de marzo de 2013

GPS-datalogger


Este es uno de los dispositivos GPS que utilizamos el pasado año para el seguimiento de los individuos de la colonia del Silo. Este modelo GiPSy-2 de la empresa italiana Technosmart, con sólo 1,7 g de peso (sin incluir la batería), es uno de los más pequeños disponibles en el mercado actual. Es el resultado de años de avance en la tecnología aplicada al seguimiento animal de forma remota, desde los primeros dispositivos que sólo podían utilizarse en grandes aves marinas (como los albatros) y rapaces debido a su elevado tamaño y peso.

Nuestros GPS recogen información con elevada precisión sobre la posición del individuo (latitud y longitud), así como altitud, velocidad, dirección del movimiento y una medida de precisión, entre otras variables. Además tenemos la posibilidad de elegir con qué frecuencia queremos que esos datos sean almacenados. El pasado año probamos con 4 frecuencias diferentes: una posición por segundo, una por minuto, una cada tres minutos y una cada cinco minutos. Sin embargo, hay un factor que hay que tener en cuenta en el uso de estos dispositivos y es de vital importancia, la duración de la batería. De esta manera, un vuelo registrado con una posición cada segundo es mucho más detallado que en el resto de casos, pero un GPS con dicha configuración sólo permanece activo unas tres horas después del encendido, frente a casi una semana que puede estar funcionando uno configurado para que registre el movimiento cada cinco segundos. Por ello, cuando estamos seguros que las baterías se han agotado intentamos recapturar el individuo para cargarlas, volver a liberarlos y que sigan recopilando información.

Por último, resaltar que nuestros GPS recogen los datos y los almacenan en el datalogger que llevan incorporado. Cuando recapturamos a los individuos para recargar las baterías de los GPS, aprovechamos para descargar los datos y, así, poder empezar a analizarlos.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

This is one of the GPS devices we used to track the individuals of the colony the last year. This model GiPSy-2 from the italian company Technosmart, which weights only 1.7 g (without the battery), is one of the lightest GPS available nowadays. It is the result of the long-term research in the animal tracking applied technologies, from the first devices used to track only big marine birds (albatrosses) and raptors due to their heavy weight.

Our GPS collect information  with high accuracy about individual location (latitude and longitude), altitude, speed, orientation and a precision index, among other variables. Moreover, we can choose the frequency that the GPS gathers the data. The last year, we tried four frequencies: one fix per second, one per minute, one per three minutes and one per five minutes. However, the battery life is an important constraint to take into account: the higher frequency (higher accuracy), the shorter battery life. Thus, a one fix per second-configured GPS lasts about about three hours, while a one fix per five minutes-configured GPS lasts almost a week. That is the reason we should recapture the birds to recharge the battery and keep collecting information.

Finally, it is important to say that our GPS incorporate a datalogger where the data is collected, so is also necessary the birds recapture to recover the information.