lunes, 18 de noviembre de 2013

Congreso sobre Movimiento y Dispersión (Movement and Dispersal Conference, "MaD")


Como ya se anunció en la página de facebook, los pasados días 11 y 12 de Noviembre asistí al Congreso sobre Movimiento y Dispersión que tuvo lugar en Aberdeen (Escocia), organizado por la Universidad.


El congreso estaba organizado de forma que había dos sesiones paralelas así que los asistentes podían elegir a cuál asistir, aunque a veces era complicado saber cuál. Finalmente, pude disfrutar de cerca de 40 charlas a cada cual más interesante.
Como ejemplo, puedo comentar una del primer día en que se analizaban los movimientos estacionales de dos especies de herbívoros en el Serengeti (cebra y ñu) y en la que se concluía que mientras que los ñus se desplazaban largas distancias en busca de comida, las cebras lo hacían de forma similar pero debido principalmente a la presencia de depredadores, puesto que esta especie es capaz de asimilar nutrientes desde plantas con alta cantidad de fibra que los ñus no comen y no tendrían por qué moverse. También me llamó la atención otra charla en la que se exponía cómo los niveles de hormonas de estrés debido a la presencia continuada de depredadores en el ambiente en madres, en este caso era una especie de lagartija, hacía que su descendencia desarrollara características que favorecieran el movimiento (menor tamaño, patas más largas...) frente a individuos cuyas madres habían vivido en una situación "normal". Otro ejemplo muy bonito fue el de una especie de grullas norteamericanas en peligro de extinción en el que a través del programa de conservación los pollos eran criados por personas y cuando llegaba el momento de la migración se les "enseñaba" el camino que deberían seguir hacia la zona de invernada usando avionetas a las que seguían esos individuos, pero sólo en el primer viaje migratorio. Esta especie migra formando bandos de un alto número de ejemplares y observaron que los grupos que menos se desviaban de la trayectoria eran aquellos en los que habían ejemplares de mayor edad, concluyendo la importancia de la memoria o aprendizaje en el movimiento, en este caso social.

Aunque todos los ejemplos que he nombrado tienen como modelo una especie animal, también las plantas y hongos tuvieron su importancia, aunque asistí menos a estas charlas. Un bonito ejemplo que recuerdo fue uno en el que analizaban la importancia de diversos nutrientes (nitrógeno, fósforo y potasio) en el crecimiento vertical de una especie de planta cuyas semillas son dispersadas por el viento, de forma que cuanto más alta se encuentra la flor más lejos llegan las semillas; de esta forma la especie, no el individuo, se "mueve" a mayor distancia. Los modelos matemáticos de movimiento también tuvieron mucha importancia y presencia en el congreso. Al escuchar las charlas de esta temática, es posible darte cuenta de la complejidad que realmente pueden llegar a alcanzar los movimientos y que por tanto no son tan simples de replicar en una pantalla de ordenador.

Por último, después del congreso y durante otros dos días tuvo lugar un workshop sobre el movimiento, en el que nos dividimos en tres grupos para trabajar en tres temáticas diferentes. Yo participé en el grupo de trabajo y discusión en el que tratamos un problema que viene existiendo desde que se empezó a investigar sobre el movimiento. Ese problema es, por un lado, debido al lenguaje ya que se utilizan palabras como dispersión, desplazamiento o migración a veces de forma sinónima y otras no, lo que conlleva a confusión. Por ello pretendíamos ir más allá e intentar unificarlo todo como movimiento, sin diferenciar términos, y que estos movimientos podían variar a lo largo de la vida del individuo según sus necesidades. La verdad es que he aprendido bastante a través de los debates de este grupo de trabajo y en el que estaban presentes personalidades bastante importantes en la investigación sobre movimiento.

En resumen, puedo decir que la experiencia ha sido realmente grata y espero que se siga trabajando de la misma forma e intensidad en los próximos años, que es lo que parece puesto que ya se habló de la siguiente convocatoria del congreso y que tendría lugar en Helsinki dentro de dos años. 

También he de decir que como todo no podía ser trabajar, la primera noche de congreso disfrutamos de un ceilidh que para quien no lo sepa (como yo) era una cena típica escocesa en la que nos sirvieron una mezcla de carne y patatas bastante buena y un espectáculo de música en directo y baile típico escocés (algunos incluso se atrevieron a sacar el kilt de su armario). Fue muy divertido!!