lunes, 20 de enero de 2014

Año nuevo, caja nueva

Como ya anunciamos a través de Facebook Manuel y Jesús han estado utilizando el tiempo que los primillas pasan en África para poner a punto las cájas inteligentes. ¿Cuáles son los cambios?. Bueno, el más llamativo es que hemos sustituido uno de los laterales del pasillo por un lateral de metacrilato, que lo hace transparente. La razón de esto es que a los cernícalos les gusta dormir en el pasillo de entrada a la caja, y a veces con la cámara no se ve bien si están dentro, o no.
Con un pasillo transparente se soluciona ese problema. Ya probamos en cuatro cajas el año pasado y hemos visto que el lateral trasparente no causa rechazo ni problemas a nuestro inquilinos. Otro cambio es que hemos sustituido la posición y el tipo de servos que usamos para accionar la trampilla automática. Los que usamos el año pasado eran servos convencionales de aeromodelismo que demostraron tener muchas interferencias. Vamos a probar con servos digitales que confiamos den menos problemas. También hemos cambiado su posición en la caja. Donde estaban antes interferían con el movimiento del pasillo, y además a veces, sobre todo los estorninos picoteaban la leva del servo y la trampilla caía por accidente. Ahora el servo está en un lateral y en una posición en la que se impiden las caídas accidentales de la trampilla
Otra mejora es que las trampillas se pueden bloquear totalmente con un tornillo cuando no se están utilizando, y esto impide cierres accidentales cuando no pretendemos capturar a los cernícalos.
Un cambio importante es la fijación de los sensores y las conexiones de la caja. Las distintas barreras de infrarrojos están protegidas con un perfil de aluminio atornillado a los laterales del pasillo. Esto impide que se muevan y puedan desalinearse, como ya pasó en alguna ocasión. Todos los sensores, incluida la cámara y su iluminador, están fijados al pasillo. Los conectores se han estandarizado, y son conectores que se pueden quitar y poner sin herramientas. Esto permite que podamos sustituir el pasillo completo, con todos sus sensores, en unos minutos, por un pasillo de repuesto.
También, Manuel ha construido una caja de test, que es la que veis en la foto, para el laboratorio. Tiene la función de "banco de pruebas" de manera que podemos testar los pasillos que necesiten ser reparados o probar las modificaciones antes de incorporarlas en las cajas que usan los cernícalos.
Ahora estamos ya con la cuenta atrás. Queda menos de un mes para que lleguen los primeros cernícalos y nosotros tenemos que acabar y volver a montar todas las cajas. ¿Nos dará tiempo?