jueves, 15 de mayo de 2014

Records de la Naturaleza

La culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) es la más grande de las culebras ibéricas, llegando a superar los dos metros de longitud. Nunca veremos a un cernícalo primilla capturando un ejemplar adulto de esta especie, pero en este vídeo se puede observar como da buena cuenta de un juvenil.


La Escolopendra es un miriápodo (popularmente conocidos como cienpiés). La del video es una Scolopendra cingulata, la más grande de las escolopendras ibéricas, pudiendo superar los 15 cm de longitud. Al principio de la época de cría, son presas habituales de los primillas por lo que es frecuente encontrarlas en sus nidos, a veces aún vivas, pero eso sí con la cabeza, dotada de venenosas forcípulas (colmillos), machacada.



Pero no todo es grande en la dieta de estos animales. También pueden llegar a alimentarse de hormigas, que reconocemos gracias a sus mandíbulas fotografiadas con el telescopio




E incluso orugas que también reconocemos gracias a sus diminutas mandíbulas (atención a la escala)