viernes, 23 de mayo de 2014

Se pegan por incubar

Normalmente los individuos se turnan para incubar siguiendo pautas muy bien establecidas. Sin embargo, en otras ocasiones estas pautas no son tan claras y dan lugar a situaciones que rozan lo cómico





Lo normal habría sido que la hembra estuviese incubando y el macho esperara en el pasillo hasta que ella se levantase y "pidiese" el relevo. Él decide ponerse al lío antes de tiempo y la hembra no parece aceptarlo, así que se enzarzan en una especie de pelea que termina desorganizando todo el nido y en algunos fotogramas incluso se ve como zarandean al pobre polluelo recién nacido.